CUBA

2015-06-25

Si tienes planeado ir a Cuba, toma en cuenta lo siguiente:

Es necesario tramitar una visa de turista, la cual te podemos ofrecer al mismo tiempo que el hotel y vuelo. 

El vestuario debe ser ligero, sobre todo en el verano, lleva tejidos de algodón, franelas, shorts, y de calzado sandalias preferentemente; para el invierno un jacket ligero o un sweter de lana fina puede ser suficiente, fundamentalmente para las noches, y zapatos cerrados pero cómodos. Debes llevar unas gafas para el sol. No olvides los trajes de baño para un refrescante chapuzón y una crema protectora solar. 


No utilices los buses urbanos -entre ellos el "camello"-, siempre van llenos y su frecuencia es inestable; te sugiero que te muevas en taxis, buses turísticos o a pie si las distancias son cortas. Si deseas recorrer la isla lo mejor es alquilar un auto, hay varias arrendadoras con buenos carros y servicios, con oficinas en los principales aeropuertos, hoteles y puntos de afluencia de turistas. Para rentar un auto debes presentar tu pasaporte y licencia de conducir, como requisitos exigen que el conductor tenga como edad mínima 21 años y la licencia puede ser internacional o de tu país de origen, pero con una antigüedad de no menor de un año. Te recomiendo no viajar de noche, y tener cuidado en las zonas rurales con los animales sueltos en la vía y en las zonas urbanas con los ciclistas. Mantén el auto en un lugar seguro e iluminado, y no dejes pertenencias de valor cuando estés fuera de él. Las multas del tránsito corren por tu cuenta, y si no las pagas contraes una deuda con el Estado. Para orientarte en las carreteras te sugiero que compres un mapa llamado "Guía de Carreteras de Cuba".


Aunque el agua de la llave es potable te aconsejo que bebas agua embotellada, y así evitas cualquier enfermedad tropical. 

Cuba es un país seguro, en las calles hay bastantes policías a los que puedes acudir si necesitas algo, son hombres jóvenes siempre dispuestos a ayudar pero no hablan inglés. Ahí van algunos consejos sobre el tema: cuando salgas a pasear no lleves más dinero del que necesitas; no dejes desatendidos tus objetos personales y bolsas de compras; en lugares con aglomeración de público no descuides la billetera y el pasaporte, ponlos en el bolsillo delantero del pantalón; en los restaurantes siempre revisa la cuenta; alejate de los "guías turísticos" improvisados, no son profesionales, muchos desconocen la historia y la cultura cubanas, y se muestran amables para engañar a los turistas; guarda tus joyas y objetos de valor en la caja fuerte del hotel. 

En la mayoría de los establecimientos estatales de servicios (hoteles, restaurantes, bares) se aceptan las tarjetas de crédito Visa y Mastercard pero que no hayan sido emitidas por bancos norteamericanos. No obstante, siempre lleva dinero en efectivo para las ocasiones en que no funcionen las máquinas registradoras.