New York no olvides:

2017-10-03

Este es un recorrido necesario por la Gran Manzana.

Si tienes planeado viajar a Nueva York, no puedes dejar de probar las sabrosas pizzas que ofrece esta ciudad. En la mayoría de las esquinas hay lugares que venden, pero éstos son 4 restaurantes que tienes que incluir en tu itinerario porque sus pizzas son sabrosas y el ambiente es increíble. No solo comerás, sino que experimentarás experiencias únicas en estos lugares:

1. Lombardi’s

Es la primera pizzería de Nueva York. Después de más de cien años en el mercado, su local sigue acaparando una gran cantidad de público por su inconfundible pizza margarita. Para poder comer ahí, tendrás que ir con paciencia porque generalmente sus líneas de espera superan los 45 minutos. Una alternativa para saltarte la fila y probarlas de todas formas es ordenar por teléfono e ir a buscarlas tú mismo. Cuando vayas, verás que el lugar está lleno de fotos de celebridades que han ido al lugar. Quien sabe si terminas comiendo al lado de tu actor favorito.

2. Roberta’s

Su menú es acotado, pero suficiente para probar lo mejor de lo mejor y no defraudarte. Además, el lugar tiene un ambiente casual y lleno de onda. De decoración rústica y acogedora. También puede que tengas que esperar para sentarte en una mesa, pero puedes ver cómo hacen las pizzas en el interior o compartir en unas pintorescas mesas de picnic que están en el jardín. No te darás cuenta cuando ya te estén llamando porque el lugar en sí es una auténtica experiencia.

3. L’asso

Si estás buscando pizzas más originales, de masa fina y crujiente, este es un buen lugar. Es ideal para ir de brunch con tus amigos. El menú ofrece otros platos italianos y ensaladas; también opciones sin gluten, por lo que hay para todos los gustos. La pizza con huevo frito es una de las favoritas. Se caracteriza por sus precios bajos y ser un lugar pequeño, pero de rápida rotación de público. No quedarás indiferente ante su genial infraestructura y decoración.

4. Di fara 

Hay muchos blogs y sitios webs que han escrito sobre este lugar. Y es que vale la pena porque el dueño hace cada pizza. Esto puede generar largas filas, pero son pocas las veces que el mismo propietario pone las manos en la masa. Domenico de Marco ya tiene 77 años de edad, pero él y su familia siguen trabajando en el lugar para no perder esa característica única que tiene su loca. Su dato estrella es que usa los mejores y más frescos ingredientes para que cada pizza sea deliciosa.